LA ZONA FANTASMA. 16 de marzo de 2014. El reino de la posibilidad

javiermariasblog

Ya saben, una de las definiciones de “clásico” viene a decir que son obras que, cada vez que uno vuelve a ellas, encuentra algo importante que en anteriores ocasiones le pasó inadvertido; o bien obras que, aunque ya las conozcamos, indefectiblemente captan nuestra atención y nos invitan a quedarnos en su compañía: si se trata de música, a escucharla entera por enésima vez; si es un cuadro, a escrutarlo con fascinación. Más mérito tienen, a mi modo de ver, las novelas y las películas, que hasta cierto punto confían en la historia que cuentan para interesar, y si esa historia ya nos la sabemos –si acaba bien o mal, quién muere y quién no–, por fuerza han perdido uno de sus principales atractivos en una segunda lectura o en una décima contemplación. Que los “argumentos” actúan como meros señuelos y en el fondo son secundarios lo demuestra que mucha gente…

Ver la entrada original 846 palabras más

Federico Garcia Lorca – Poemas


.
Romance de la luna, luna

A Conchita García Lorca

La luna vino a la fragua
Con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
habrían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
-Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

Cómo canta la zumaya,
¡ay, como canta en el árbol!
por el cielo va la luna
con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
El aire la está velando.


.

Romance sonámbulo

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre el mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera flota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
Pero ¿quién vendrá? ¿Y por donde…?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.

Compadre, quiero cambiar
mi caballo por su casa,
mi montura por su espejo,
mi cuchillo por su manta.
Compadre, vengo sangrando,
desde los puertos de Cabra.
Si yo pudiera, mocito,
este trato se cerraba.
Pero yo ya no soy yo.
Ni mi casa es ya mi casa.
Compadre, quiero morir
decentemente en mi cama.
De acero, si puede ser,
con las sábanas de holanda.
¿No veis la herida que tengo
desde el pecho a la garganta?
Trescientas rosas morenas
lleva tu pechera blanca.
Tu sangre rezuma y huele
alrededor de tu faja.
Pero yo ya no soy yo.
Ni mi casa es ya mi casa.
Dejadme subir al menos
hasta las altas barandas,
¡dejadme subir!, dejadme
hasta las verdes barandas.
Barandales de la luna
por donde retumba el agua.

Ya suben los dos compadres
hacia las altas barandas.
Dejando un rastro de sangre.
Dejando un rastro de lágrimas.
Temblaban en los tejados
farolillos de hojalata.
Mil panderos de cristal
herían la madrugada.

Verde que te quiero verde,
verde viento verde ramas.
Los dos compadres subieron.
El largo viento, dejaba
en la boca un raro gusto
de hiel, de menta y de albahaca.
¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
¿Dónde está tu niña amarga?
¡Cuántas veces te esperó!
¡Cuántas veces te esperara,
cara fresca, negro pelo,
en esta verde baranda!

Sobre el rostro del aljibe
se mecía la gitana.
Verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Un carámbano de luna
la sostiene sobre el agua.
La noche se puso íntima
como una pequeña plaza.
Guardias civiles borrachos
en la puerta golpeaban.

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar.
Y el caballo en la montaña.


.

La casada infiel

Y que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.
Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.
Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.
En las últimas esquinas
toqué sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos.
El almidón de su enagua
me sonaba en el oído,
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.
Sin luz de plata en sus copas
los árboles han crecido,
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del río.

Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelo
hice un hoyo sobre el limo.
Yo me quite la corbata.
Ella se quitó el vestido.
Yo el cinturón con revólver.
Ella sus cuatro corpiños.
Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.
Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montando en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.
No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.
Sucia de besos y arena,
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios.

Me porté como quien soy.
Como un gitano legítimo.
Le regalé un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al río.


.

Romance de la pena negra

Las piquetas de los gallos
cavan buscando la aurora,
cuando por el monte oscuro
baja Soledad Montoya.
Cobre amarillo, su carne
huele a caballo y a sombra.
Yunques ahumados sus pechos,
gimen canciones redondas.
Soledad, ¿Por quién preguntas
sin compaña y a estas horas?
Pregunte por quien pregunte,
dime: ¿a ti qué se te importa?
Vengo a buscar lo que busco,
mi alegría y mi persona.

Soledad de mis pesares,
caballo que se desboca,
al fin encuentra la mar
y se lo tragan las olas.
No me recuerdes el mar,
que la pena negra, brota
en las tierras de aceituna
bajo el rumor de las hojas.
¡Soledad, qué pena tienes!
¡Qué pena tan lastimosa!
Lloras zumo de limón
agrio de espera y de boca.
¡Qué pena tan grande! Corro
mi casa como una loca,
mis dos trenzas por el suelo,
de la cocina a la alcoba.
¡Qué pena! Me estoy poniendo
de azabache, carne y ropa.
¡Ay, mis camisas de hilo!
¡Ay, mis muslos de amapola!
Soledad: lava tu cuerpo
con agua de alondras,
y deja tu corazón
en paz, Soledad Montoya.

Por abajo canta el río:
volante de cielo y hojas.
Con flores de calabaza,
la nueva luz se corona.
¡Oh pena de los gitanos!
Pena limpia y siempre sola.
¡Oh pena de cauce oculto
y madrugada remota!

¡Buenas Vacaciones con La Poesia!

http://www.amediavoz.com
“…La poesía es como
el viento, o como el fuego, o como el mar. Hace vibrar árboles,
ropas, abrasa espigas, hojas secas, acuna en su oleaje los objetos
que duermen en la
playa…”

José Hierro
(España, 1922 – 2002)

La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela (2)

La famiglia de Pascal duartes

Pinchar en la imagen para descargar el texto

Una análisis de “La familia de Pascual Duarte” de Camilo José Cela

analisis-de-pascual-duarte
Abrir PDF

Otros temas

  • El apodo

El apodo
Conectarse

  • El garrote vil

Garrote vil

Conectarse

Lecturas

  • Dali y Lorca, cartas de seducción

Dali y Lorca, cartas de seducción

Conectarse

  • Federico Garcia Lorca – catálogo

Federico Garcia Lorca Catalogo

Conectarse

  • Federico Garcia Lorca – poemas

Federico garcia Lorca - poemas

Abrir PDF

la clase del Miércoles 26 de Junio 2013:

(Pinchar en
las imagines para continuar la lectura de un documento)

La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela

La famiglia de Pascal duartes

Pinchar en la imagen para descargar el texto

Sustantivos de doble genero

  • EL color
  • La color – (de la piel)

GARCILASO DE LA VEGAGarcilaso

SONETO XXIII

En tanto que de rosa y d’azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que’l cabello, que’n la vena
del oro s’escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que’l tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

  • El Mar  – para todos
  • La Mar – para los marineros

RAFAEL ALIBERTI

El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?
En sueños la marejada
me tira del corazón;
se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste
acá?
Gimiendo por ver el mar,
un marinerito en tierra
iza al aire este lamento:
¡Ay mi blusa marinera;
siempre me la inflaba el viento
al divisar la escollera!

  • El calor (castellano)
  • La calor (aragonés)

la clase del Miércoles 19 de Junio 2013:

(Pinchar en
las imagines para continuar la lectura de un documento)

Camilo José Cela

Cervantes VirtualCamilo José Cela cervantes virtualCamilo José Cela Biblio

(+)

Proverbia

Frases de cela

(+)

La Donación de mis órganos 2

La Donación de mis órganos 1

La Película: La Colmena de Mario Canus

la colmenaLA COLMENA, Mario Camus
director: Mario Camus
año: 1982
duración: 105 min.

argumento: basado en la novela homonima de Camilo Jose Cela
guión: Jose Luis Dibildos
música: Antón García Abril

Enlaces de paginas vistas durante la clase:

La Familia de Camilo José Cela

La famiglia de Pascal duartes

Pinchar en la imagen para descargar el texto

la clase del Miércoles 12 de Junio 2013:

  • Se puede ver Palabra Mayor: una interesante entrevista de Cela

DocuTV – Capítulo de la serie “Palabra Mayor” en el que el escritor colombiano R. H. Moreno-Durán entrevista a Camilo José Cela. La entrevista intenta seguir cronológicamente la vida y obra del escritor español, quien habla de algunas de sus obras (“La familia de Pascual Duarte”, “La Colmena” y “San Camilo, 1936”, entre otras) de su amistad con Albert Camus y con Pablo Picasso, de sus ancestros, de sus viajes, del Premio Nobel, entre otros temas.

(Pinchar en
las imagines para continuar la lectura de un documento)

Alejo Carpentier

Carpentier, Alejo - BIOGRAFÍA
descargar el PDF

Mario Vargas Llosa sobre Alejo Carpentier
descargar el PDF

Lo barroco y lo real maravilloso, conferencia de Alejo Carpentier. conectarse

El medico de su honra“El médico de su honra” es una de las más apasionantes obras de Calderón, escrita a mediados del siglo XVII. Cuenta la historia de don Gutierre, un hombre obsesionado con la sospecha del amor entre su esposa Mencía y el hermano del rey, el infante don Enrique. Para que el supuesto adulterio no se haga público, don Gutierre decide ser el “médico de su honra” y llevar a cabo un diabólico plan.

Al igual que otras piezas de la literatura barroca, el drama se ocupa de asuntos como el honor y los celos. Un antiguo conflicto del ser humano que todavía hoy ocupa espacio en los medios de comunicación con despreciable frecuencia.

“El médico de su honra” de Calderón de la Barca

Desde la torre los vi,
y aunque quien son no podré
distinguir, Jacinta, sé
que una gran desdicha allí
ha sucedido. Venía
un bizarro caballero
en un bruto tan ligero,
que en el viento parecía
un pájaro que volaba;
y es razón que lo presumas,
porque un penacho de plumas
matices al aire daba.
El campo y el sol en ellas
compitieron resplandores;
que el campo le dio sus flores,
y el sol le dio sus estrellas;
porque cambiaban de modo
y de modo relucían,
que en todo al sol parecían,
y a la primavera en todo.
Corrió, pues, y tropezó
el caballo, de manera
que lo que ave entonces era,
cuando en la tierra cayó
fue rosa; y así en rigor
imitó su lucimiento
en sol, cielo, tierra y viento,
ave, bruto, estrella y flor.

Lecturas

El siglo de las lucesLa colmenaLa famiglia de Pascal duartes

Pinchar en la imagen para descargar el texto

la clase del Miércoles 5 de Junio 2013:

(Pinchar en
las imagines para continuar la lectura de un documento)

Ramón María del Valle Inclán: Tirano Banderas

cover
Ramón María del Valle Inclán

˜˜˜

Tirano Banderas

˜˜˜

Análisis literario de Belén Moreno Garrido

Analisis Tirano Banderas

Breve historia de España de Fernando de Cortazar

breve-historia-de-espana-9788420673745De “Breve historia de España” se ha dicho que es el best-seller más importante de la historiografía española en los últimos años. Un admirable dominio del arte de la síntesis, un estilo ameno y directo y la reivindicación de la realidad histórica de España dan razón de la popularidad del libro, que ha conocido numerosas reimpresiones y se ha visto traducido a las más importantes lenguas extranjeras. Desde su aparición, la obra ha mantenido intacto su vigor gracias a sus periódicas actualizaciones. Esta nueva edición amplía sus páginas para incorporar la reflexión sobre los últimos acontecimientos y mantener el compromiso de los autores de llevar al presente la reflexión histórica, llamando a las cosas por su nombre.

La rana de Salamanca

Carlos Puerta Reguera


La regente de Leopold Alas “Clarin” extracto:

Don Juan, don Juan, yo lo imploro
de tu hidalga condición…

Estos versos que ha querido hacer ridículos y vulgares, manchándolos con su baba, la necedad prosaica, pasándolos mil y mil veces por sus labios viscosos como vientre de sapo, sonaron en los oídos de Ana aquella noche como frase sublime de un amor inocente y puro que se entrega con la fe en el objeto amado, natural en todo gran amor. Ana, entonces, no pudo evitarlo, lloró, lloró, sintiendo por aquella Inés una compasión infinita. No era ya una escena erótica lo que ella veía allí; era algo religioso; el alma saltaba a las ideas más altas, al sentimiento purísimo de la caridad universal… no sabía a qué; ello era que se sentía desfallecer de tanta emoción.

Mapa del mestizaje en América latina

metizaje en suramerica

Lecturas

Los advertidos_ACarpentierDescargar
El siglo de las luces_ACarpentierDescargar
Los pasos perdidos_ACarpentier

Descargar

la clase del Miércoles 29 de Mayo 2013:

(Pinchar en
las imagines para continuar la lectura de un documento)

Ramón María del Valle Inclán

Ramon Maria del Valle InclanRamon Maria del
Valle Inclan

Luces de Bohemia: La
película

Sonata de otoño

Sonata de otoño - Sonata de inverno

Sonata de otoño – Sonata de
inverno

Sonata de otoño de Ingmar
Bergman

Goya Pinturas Negras

Tirano banderas

coverPDF: Tirano Banderas – Ramon Maria del Valle
Inclan

la clase del Miércoles 15 de
Mayo 2013:

  • Leer Tino Banderas de Ramón María del
    Valle-Inclán (Prologo, Libro primero I – V, Libro segundo III, Libro tercero II, III,
    Epilogo)

(Pinchar en
las imagines para continuar la lectura de un documento)

Julio Cortázar: La Casa Tomada

Análisis

informadorpublico com logo
Casa tomada analisis seguir leyendo…

En ópera en el festival de Aix-en-Provence

Casa Tomada operahttp://www.festival-aix.com/fr/node/1963

La vida es sueño

La vide es sueño- Calderon de la Barca

 

Lecturas

Valle Inclán - Sonata de estíoseguir leyendo…
Valle Inclán Luces de Boemiaseguir leyendo…

la clase del Miércoles 8 de Mayo 2013:

(Pinchar en las imagines para continuar la lectura de un documento)

Precedentes artículos sobre Julio Cortázar

Julio Cortazar – A cerca del realismo y lo Fantástico

Julio Cortazar – La Casa Tomada

Julio Cortázar: Continuidad de los parques

Continuidad de los parques Cortazar

Escribir

Lope de Vega
Un soneto me manda hacer Violante

Un soneto me manda hacer Violante
que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
catorce versos dicen que es soneto;
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante,
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando,
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aun sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

Biografía

Julio Cortazar_Bibliografia

10 fragmentos de Cortázar leídos por él mismo

10 fragmentos de Cortázar leído por el mismo

Lecturas

Algunos aspectos del cuento_Julio Cort†zar

Casa tomada
Lucas, sus clase de espa§ol_Julio Cort†zar

la clase del Miércoles 24 de abril 2013:

  • Leer Algunos aspectos del cuento, Casa Tomada y Lucas, sus clase de español de Julio Cortázar
  • Escribir, a manera de conclusión de la lectura de “Continuidad de los parques”, un texto de 5 o 6 líneas.

(Pinchar en las imagines para continuar la lectura de un documento)

Precedentes artículos sobre Julio Cortázar

Julio Cortazar – A cerca del realismo y lo Fantástico

Julio Cortazar – La Casa Tomada